El Moustakbal II, de la compañía naviera marroquí Drapor, fue botado en el año 2014 en el astillero de Nodosa, en el puerto de Marín. Se trata de una draga de 77 metros de eslora y 14 metros de manga, con capacidad para poder subcionar arena hasta una profundidad de 30 metros y que se caracteriza por ser la embarcación de su clase más grande de las construidas por un astillero español.